“Creo que lo más importante de todo es tu paciencia, mucha paciencia y una pizca de suerte”, Stan De Zoysa, street photographer

Hemos hablado de él a propósito de un par de concursos porque Stan de Zoysa podría ser uno de los fotógrafos callejeros más prometedores del momento. Así lo demuestra el puesto obtenido en los Sony World Photo Awards de 2019 o su primer premio en el San Francisco Streetfoto festival de ese mismo año gracias a la foto de portada; y así lo demuestran las imágenes que ha compartido con nosotros y os teníamos que enseñar.

La historia de este fotógrafo es curiosa porque nació en Sri Lanka pero lleva veinte años viviendo en Barcelona: «es una larga historia —nos cuenta— mi expareja, a quien conocí en Londres estudiando, es de un pueblo cerca de Barcelona. Digamos que vine aquí de vacaciones a finales de octubre de 2001 y decidí quedarme porque hacía buen clima. 20 años más tarde, sigo estando de vacaciones».

También resulta peculiar que sólo lleve unos pocos años haciendo fotos: «Aunque siempre me ha gustado la fotografía, empecé bastante tarde. Era finales de 2016 y un día hablando con mi suegro que es fotógrafo empezó a enseñarme fotografía de calle hecha en los años 80 en Hungría. Eran tan impactantes que al instante supe que esto era lo que quería y hacer del mundo mi estudio…. Desde este día, empecé a estudiar a los maestros y poco a poco me obsesioné a mejorar mi fotografía».

En Xataka Foto

“Es muy difícil vivir exclusivamente de este tipo de fotografía, pero yo lo estoy intentando”, Pau Buscató, fotógrafo callejero

En sus comienzos, Stan se decantó por el blanco y negro, «influenciado del trabajo de mi suegro y de grandes maestros como Elliott Erwitt, Tony Ray-Jones, Diane Arbus entre otros. Pero con el tiempo me pasé a fotografiar en color y ya apenas trabajo en blanco y negro.»

Como la gran mayoría de streets photographers no se dedica profesionalmente a la fotografía (es ingeniero logístico en el sector de la automoción), aunque evidentemente le gustaría «pero no es una modalidad con la que puedas generar un ingreso estable. También pienso que si tengo que utilizar la fotografía como un fuente de ingreso, afectaría la manera en como trabajo. Eso al final añadiría una presión adicional por traer dinero cada mes y no lo veo. Sobre todo teniendo en cuenta que soy padre de familia.»

Preguntado sobre qué le parece el auge que la foto callejera está teniendo en los últimos años, nos cuenta que «tradicionalmente el arte, sobre todo la fotografía street/documental, solo lo practicaban personas con un alto poder adquisitivo. Robert Frank, por ejemplo, disparó casi 800 rollos durante su año de viaje en EE.UU. Más de 2700 imágenes impresas para elegir su famosa obra maestra The American que tenía 83 fotografías. Aun hoy en día, muchos no se pueden permitir este tipo de trabajo ni siquiera trabajando en digital».

«Con todo esto —continúa— lo que quiero decir es que historicamente el mundo ha sido documentado (mayormente) por personas de clase-media alta. Me pregunto cómo sería la historia que vemos hoy si también la hubiera fotografiado gente de clase obrera. Así que es bueno que haya un auge en street… La era digital ha ayudado que haya más personas que se puedan permitir fotografiar».

«Me pregunto cómo sería la historia que vemos hoy si también la hubiera fotografiado gente de clase obrera»

Cambiando de tercio, Stan nos habla de su receta para conseguir fotos como las que estáis viendo: «Creo que lo más importante de todo es tu paciencia, mucha paciencia y tener una pizca de suerte. Son muchas horas andando, buscando y fallando. Pero cuando finalmente encuentras el momento, tienes que estar preparado para capturarlo. Yo cuando trabajo en la calle quiero estar concentrado y no distraerme mirando opciones de configuración de la cámara. Trabajo con un objetivo de 28 mm pre-enfocado a dos metros aproximadamente y con la apertura mínima de F8, y cambio la velocidad según necesidad».

Este fotógrafo es de los que siempre lleva su cámara consigo «ni siquiera tengo que pensar en coger la cámara cuando salgo de casa. Es como si fuera la cartera. Tengo una camara que me cabe en una bandolera (una Leica Q2) y allá donde vaya siempre está conmigo».

Buena parte de las fotos que estáis viendo pertenecen a su trabajo realizado en Etiopía, un destino diferente a lo que solemos ver en proyectos de fotografía de calle. En este sentido, Stan nos cuenta que fue a Etiopia «para fotografiar el pueblo viejo de Harrar, un laberinto de murales coloridos y cuando lo vi la primera vez quise ir a explorarlo y verlo con mi propios ojos».

Sobre su experiencia haciendo fotos allí nos cuenta como «es muy diferente la manera que debes actuar/fotografiar en diferentes ciudades. Cada ciudad es un mundo y con experiencia vas aprendiendo la mejor manera de fotografiar en diferentes ciudades. Por ejemplo en Etiopia alguna persona se puede ofender a la hora de hacerle fotos pero si eres abierto a dialogar y explicar lo que haces, y porqué lo haces, te entienden perfectamente. En cambio en Nueva York a nadie le importa que le hagas fotos, ni siquiera tienen tiempo para pensar porqué has hecho una foto. Al fin y al cabo, si vas con la verdad por delante puedes fotografiar en cualquier punto del mundo…»

En Xataka Foto

Leica Q2, análisis: una compacta exclusiva que brilla por su gran nitidez y sencillez de uso

Una interesante reflexión con la que queremos terminar, no sin antes felicitar a Stan por su trabajo, agradecerle que lo haya compartido con nosotros y desearle suerte para el futuro.

Stan De Zoysa | Página web | Instagram

Fotografías de Stan De Zoysa reproducidas con permiso del autor para este artículo

– La noticia

“Creo que lo más importante de todo es tu paciencia, mucha paciencia y una pizca de suerte”, Stan De Zoysa, street photographer

fue publicada originalmente en

Xataka Foto

por
Óscar Condés

.

News Reporter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: