Aunque David Fincher sea un perfeccionista, habría dejado este error de Carrie Coon en ‘Perdida’

Parte de la leyenda de David Fincher en Hollywood radica en su fama de perfeccionista, que el director ha conseguido a base de repetir y repetir tomas hasta que queda satisfecho con el resultado en términos de encuadre, iluminación, ritmo, interpretación de los actores, etc. Todos los detalles que hacen que su puesta en escena sea tan milimétrica.

Con todo, a pesar de esa imagen tan asentada sobre Fincher, el cineasta no está cerrado en banda al azar que puede surgir en un rodaje. O a la improvisación de sus intérpretes. De hecho, en la lógica de repetir cientos de veces la misma escena entra asumir todo aquello que no es posible controlar y acaba enriqueciendo una toma concreta.

Es al combinar ambos extremos cuando se puede alcanzar la perfección tan anhelada por Fincher. Así, podemos enriquecer el testimonio de una Amanda Seyfried abrumada por la cantidad de tomas que era habitual repetir durante el rodaje de Mank, la nueva película del director, con lo que ha revelado Carrie Coon sobre Perdida, su título justo anterior.

“La gente lo ve [a David Fincher] como un perfeccionista, pero también le gustan los errores, porque le parecen los instantes más humanos”, cuenta Carrie Coon en una entrevista con Collider donde rememora el rodaje de Perdida, la adaptación de Gillian Flynn en la que interpretó a Margo Dunne, la hermana del personaje de Ben Affleck.

 

El error que Fincher lamentó perder

“Hay una escena [en Perdida] donde llamo a Ben [Affleck] cuando está en el aeropuerto. Al coger el teléfono se me escurrió de las manos y lo pillé al vuelo pero continúe con la escena, solo que acabé saliendo del personaje. Entonces [Fincher] me dijo: ‘¡Oh no, ahí lo teníamos! ¡Eso ha sido genial!”, recuerda la actriz.

“Se tiende a malinterpretar lo que busca David. Él persigue el comportamiento más humano posible, y considera que los actores tenemos muchos malos hábitos”, explica Carrie Coon. “Descubrí que él es un perfeccionista y yo también, así que si quiere hacer 70 tomas me da mucho más tiempo para practicar y hacerlo mejor. (…) No te lo puedes tomar como algo personal, porque él tiene en mente toda la película. Notas cuándo está centrado en ti y cuándo son otras cosas”.

Así que, si Coon no hubiese acabado saliendo del personaje, ese pequeño desliz con el teléfono inalámbrico habría acabado en el corte final de Perdida. ¿Y quizás habría perfeccionado la escena a un nivel que Fincher solo puede alcanzar confiando en la casualidad de los defectos.

The post Aunque David Fincher sea un perfeccionista, habría dejado este error de Carrie Coon en ‘Perdida’ appeared first on Cinemanía.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: